La bulimia es una enfermedad en la cual una persona tiene episodios regulares de comer una gran cantidad de alimento (atracones) y siente una pérdida de control sobre la comida. La persona utiliza luego diversas formas, tales como vomitar o consumir laxantes (purgarse), para evitar el aumento de peso.

 

Cualquier persona puede padecer bulimia, pero suele ser más común entre adolescentes del sexo femenino y mujeres jóvenes. La persona generalmente sabe que su patrón de alimentación es anormal. Puede experimentar miedo o culpa con los episodios de atracones y purgas.

 

Las personas bulímicas con frecuencia están en un peso normal, pero pueden verse a sí mismas con sobrepeso. Debido a que el peso a menudo es normal, es posible que los demás no noten este trastorno alimentario.

 

Los síntomas que otras personas pueden ver incluyen:

  • Pasan mucho tiempo haciendo ejercicio.
  • Consumen repentinamente grandes cantidades de alimentos o compran grandes cantidades de alimentos que desaparecen de inmediato.
  • Van al baño de manera regular inmediatamente después de las comidas.
  • Botan empaques de laxantes, pastillas para adelgazar, eméticos (fármacos que causan el vómito) o diuréticos.

 

Se desconoce la causa exacta de la bulimia pero se sabe que son varios los factores influyen para que se genere este trastorno. 

 

El tratamiento no requiere hospitalización, a menos que se trate de un caso grave. Los grupos de apoyo son útiles para tratar la bulimia leve. También puede tratarse con terapia conversacional y nutricional.

 

Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

COMENTARIOS

 TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: