Los cambios que experimentas son parte de un desarrollo constante. En ese sentido, la observación de nuestro propio cuerpo nos permite evitar conflictos que nos causen confusión. Aceptarnos a nosotros mismos es el primer paso para construir el camino hacía nuestras metas.

Si logramos sentirnos bien internamente podemos tener una relación más armónica con nuestro entorno, por lo que debemos enfocarnos a ver por uno mismo y cuidarse de cualquier elemento que nos pueda afectar a nivel físico y emocional.

 

Con los cambios que experimentas en la adolescencia, descubrirás la gran importancia que tiene iniciar el hábito de sentir, de observar tu cuerpo y reconocer cómo van sucediendo estos cambios para entenderlos mejor.

 

Autoaceptación significa reconocer que somos valiosos y dignos de amor y respeto a pesar de encontrar aspectos que no sean totalmente de nuestro agrado o queramos cambiar.

 

Aceptarse es esencial para tener una alta autoestima y poder realizar los cambios que consideremos necesarios. Quizá se puede pensar que es mejor no aceptar ciertas características físicas o de personalidad a la hora de querer cambiarlas pero no es así. 

 

La aceptación de esas características nos ayudará a ser más conscientes de su existencia, sus causas, cómo influyen en nuestra vida. Además, al aceptarlas dejaremos de malgastar energía en negarlas o esconderlas, nos sentiremos con menos presión y ansiedad y podremos usar esa energía en realizar verdaderos cambios.

 

COMENTARIOS

 TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: