Las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) se contagian de persona a persona por medio del contacto íntimo. Afectan a hombres y mujeres sexualmente activos de todas las edades y procedencias.

 

Se propagan predominantemente por contacto sexual, incluidos el sexo vaginal, anal y oral.

 

Uno de los motivos de la propagación de las ITS es que las personas piensan que sólo se pueden contagiar teniendo relaciones sexuales. No obstante, estas se pueden contraer a través del contacto de la piel con una zona infectada o con úlceras. 

 

 

También se transmiten por transfusiones de sangre o también de madre a hijo durante el embarazo o el parto.

 

Otro mito sobre las ITS es que no se contagian por tener sexo oral o anal. Eso tampoco es cierto, porque los virus bacterias o parásitos que las ocasionan pueden ingresar al cuerpo a través de pequeños cortes o desgarros en la boca y el ano, así como en los genitales.

 

Las ITS también se contagian con facilidad porque son infecciones que no se notan. De hecho, muchas personas con ITS ni siquiera saben que las tienen. Estas personas corren el riesgo de transmitir la infección a sus parejas sexuales sin darse cuenta.

 

Entre los más de 30 virus, bacterias y parásitos que se transmiten por contacto íntimo, ocho se han vinculado a la máxima incidencia de enfermedades de transmisión sexual. De esas 8 infecciones, 4 son actualmente curables: sífilis, gonorrea, clamidiasis y tricomoniasis. 

 

Las otras 4 son hepatitis B, virus del herpes simple (HSV o herpes), VIH y virus del papiloma humano (VPH). Estas son infecciones virales incurables, aunque existen tratamientos capaces de atenuar o modificar los síntomas o la enfermedad.

 

Algunas ITS, como el herpes y la sífilis, pueden multiplicar el riesgo de contraer el VIH por tres o más.

 

Una persona puede tener una ITS sin manifestar síntomas de enfermedad. Los síntomas comunes de las ITS incluyen flujo vaginal, secreción uretral o ardor en los hombres, úlceras genitales y dolor abdominal.

 

Fuente: Organización Mundial de la Salud (http://www.who.int/)

 

COMENTARIOS

 TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: