La sífilis es causada por la bacteria espiroqueta Treponema pallidum. Si no se detecta y trata a tiempo puede tener complicaciones serias e incluso la muerte.

 

Síntomas

 

Durante la primera fase de la infección, en el sitio donde ocurrió la transmisión se presentan una o varias llagas redondas de color rojo (chancro o úlcera sifilítica), las cuales pueden no causar dolor y pueden desaparecer de manera espontánea. 

 

 

El tiempo promedio entre la infección por sífilis y la aparición de este primer síntoma es de 21 días, pero puede variar de 10 a 90 días. Si la persona no recibe tratamiento, la infección progresa a la segunda fase, donde aparecen sarpullidos en la boca, ano o vagina o en las plantas de las manos y pies. 

 

Puede haber fiebre, dolor de garganta, de cabeza o muscular, pérdida de cabello o cansancio. Si no se recibe tratamiento existe riesgo de regresar a la fase asintomática o latente que puede durar años y la cual comienza con la desaparición de los síntomas de las fases primaria y secundaria. 

 

En la fase más avanzada, causa daños irreversibles que incluyen dificultad para coordinar los movimientos musculares, parálisis, entumecimiento, ceguera gradual y demencia. Puede dañar órganos como el cerebro, los ojos, el corazón, los vasos sanguíneos, el hígado, los huesos y las articulaciones. 

 

La sífilis se contagia de una persona a otra por contacto directo con una úlcera sifilítica, lo cual puede ocurrir durante relaciones sexuales vaginales, anales u orales.

 

COMENTARIOS

 TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: