Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), entre sus estados miembros, México ocupa el primer lugar en el número de embarazos de niñas de 12 a 19 años de edad. La tasa de fecundidad de 77 nacimientos por cada mil mujeres de 15 a 19 años de edad.

 

 

 

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reporta que la mortalidad materna promedio registrada entre los años 2006 y 2012 para el grupo de niñas de 10 a 14 años, es de 58.9 defunciones por cada 100 mil nacidos vivos. Un 60% mayor que el de madres de 20 años.

 

 

El Virus de la Inmunodeficiencia Humana  (VIH) es el virus que causa el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), dicho virus tiene la particularidad de atacar y destruir en forma progresiva el sistema inmunológico, cuya función es defender al organismo de gérmenes y elementos potencialmente dañinos para la salud.

 

 

De acuerdo con un estudio presentado en 2011 por el Fondo de Población de las Naciones Unidas, (UNFPA por sus siglas en inglés), en el mundo las y los jóvenes son sexualmente activos antes de cumplir 20 años de edad, y la gran mayoría (alrededor del 60%), no utiliza ninguna protección contra el embarazo, ni contra el riesgo de adquirir una infección de transmisión sexual (ITS) incluyendo el VIH.

 

 

 

La sexualidad es un proceso dinámico y complejo que comienza cuando nacemos y se manifiesta de manera diferente a lo largo de nuestra vida y abarca diversos aspectos, como el desarrollo de nuestro cuerpo, los sentimientos, pensamientos, fantasías, creencias, emociones, y está muy ligada a nuestra identidad. De tal manera que la sexualidad puede ser entendida como una forma de expresión integral de los seres humanos.

 TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: