Las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) representan un serio problema de salud pública en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 900 mil personas se infectan a diario y se registran 340 millones de casos nuevos de ITS cada año en el mundo, y la proporción de casos es mayor entre personas de 15 a 49 años, siendo similar en ambos sexos, observándose un ligero predominio entre los hombres entre las que destacan la sífilis, gonorrea y clamidia.

 

 

Las mujeres y las adolescentes afrontan grandes riesgos de abusos, explotación sexual y violencia, así como de ser forzadas al matrimonio durante situaciones de conflicto y desastres naturales, indicó hoy el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

 

En un mensaje con motivo del Día Mundial de la Población, el director ejecutivo de esa agencia de la ONU, Babatunde Osotimehin, llamó a la comunidad internacional a redoblar los esfuerzos para proteger los derechos a la salud de ese colectivo.

 

 

Por razones culturales la decisión de tener o no tener relaciones, usar o no usar anticonceptivos o preservativos, descansa muchas veces en el hombre.

 

Muchos hombres no utilizan el preservativo porque tienen asociado su uso al sexo fuera de una relación estable como noviazgo o matrimonio. Esta falsa concepción lleva a muchos hombres a abandonar el uso del condón en situaciones que consideran “sin riesgo”.

 

 

El Virus del Papiloma Humano es la Infección de Transmisión Sexual (ITS) más común. Casi todos los hombres y mujeres sexualmente activos lo contraen en algún momento de su vida. Hay muchos tipos distintos de VPH y pueden causar problemas de salud como verrugas genitales y cánceres. Sin embargo, hay vacunas que pueden evitar que estos problemas de salud ocurran.

 

 

Las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) se contagian de persona a persona por medio del contacto íntimo. Afectan a hombres y mujeres sexualmente activos de todas las edades y procedencias.

 

Se propagan predominantemente por contacto sexual, incluidos el sexo vaginal, anal y oral.

 

Uno de los motivos de la propagación de las ITS es que las personas piensan que sólo se pueden contagiar teniendo relaciones sexuales. No obstante, estas se pueden contraer a través del contacto de la piel con una zona infectada o con úlceras. 

 TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: