Si envías o recibes mensajes, vídeos o imágenes con contenido erótico o pornográfico a teléfonos móviles o redes sociales, podría, ser víctima de sexting.

Son fotos o vídeos donde puedes aparecer desnudo o semidesnudo y, en algunos casos, se dan cuando los envías a tu novio o novia como regalo de seducción.

 

Cuando la relación termine o llegue a tener problemas ¡Ten cuidado! Estas imágenes pueden ser enviadas a diferentes celulares o subidas a las redes sociales, como Facebook o YouTube, sin tu consentimiento con la finalidad de humillarte y exponer tu intimidad.

 

Piensa antes de dar clic y enviar un mensaje de sexting; una vez enviado o publicado no hay vuelta atrás, no tendrás el control y no sabes si la persona que lo recibe lo mantendrá en privacidad.

 

Las principales secuelas que puede dejar esta práctica son:

 

  • Miedo

 

  • Tristeza 

 

  • Desesperanza 

 

  • Pena 

 

  • Ansiedad social 

 

  • Resentimiento 

 

  • Hostilidad 

 

  • Nostalgia 

 

  • Depresión 

 

  • Afecta tu núcleo familiar y social

 

No caigas en este tipo de violencia tú tienes el control en tus manos. No seas partícipe del sexting creándolo, reenviándolo, ni fomentándolo.

 

COMENTARIOS

 TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: