Cuando los intercambios se orientan siempre en un solo sentido: una persona siempre da (afecto, bienes, favores, etc.) y la otra siempre recibe, se trata de una falsa amistad. En una verdadera amistad el papel de dar y recibir está en intercambio constante.

 

 

Tratar de manipular es también una falsa amistad. Cuando una persona busca la amistad de otra para superar un problema personal o para conectarse mejor y aprovechar las relaciones, si la razón para unirse es un interés individual entonces no hay verdadera amistad.

 

También es posible equivocarse y elegir una persona o grupo equivocado, tal vez no te convenza el tipo de diversiones, de música o de adicciones de los amigos o amigas, y aunque nadie está obligado ni obligada a sostener una amistad, así que de ti depende la continuidad o rompimiento de ella. Tú puedes decidir ayudar a un amigo, a una amiga, o a un grupo que tiene problemas y continuar la relación, o bien, buscar otros amigos o amigas, otras alternativas más acordes a tus necesidades.

 

COMENTARIOS

 TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: